SER O NO SER

Agosto 27 del 2019

No pocas personas se ubican ante un dilema; seguir formando parte de la estructura del partido, con las responsabilidades que esto implica, o bien, abandonar el proyecto, para optar por una vida sociopolítica pasiva, o buscar, nuevas opciones partidistas, donde sumar su entusiasmo y esfuerzo, con las agravantes del caso.

Lo cierto es que, quienes han optado, por permanecer activamente, dentro de las estructuras de nuestro partido, se identifican talantes y talentos distintos, que vale la pena observar.

Están quienes invariablemente están, pero no están, su entusiasmo es opaco, lo que platican en sus interacciones en el día a día, es sobre sus miedos, y decepciones, sus expectativas son opacas.

Por otro lado, permanecen, quienes siguen haciendo las tareas encomendadas, como lo han hecho siempre, es decir, sin cambios, como si no hubiera pasado nada. Lo hacen con el mismo ritmo, con la misma calidad, con los mismos resultados, aunque su impacto positivo sea menor. Lo que conversan en el día a día, es lo que han hablado siempre, las noticias de día, las criticas del momento, sus enfermedades y preocupaciones cotidianas, y su falta de certezas en todo lo que les rodea.
Hay una tercer categoría, a la que me quiero referir, con cierta amplitud.

Es el conjunto de los que decidieron permanecer, con absoluta convicción, por razones personales de fondo.

Este grupo de personas, se ocupan de inferir cuidadosamente lo que sucede en su vida. Revisan detalladamente, como han hecho las cosas que hacen, y los resultados que obtienen, lo que deben modificar, para obtener mejores resultados en su vida.

Este grupo de mujeres y hombres, con determinación, observan la institución del partido, a la que le han dedicado la mayor parte del tiempo de su vida, a la que pertenecen.

Reconocen fortalezas y debilidades, suman lo que tienen a su alcance, para ensanchar sus posibilidades, y ser parte, de la fuerza motriz que mueve montañas, y transforma realidades.

Esta clase de mujeres y hombres de combate, son idealistas, confiables, son individuos de resolución y perseverancia, que saben de amores, pasión de vida, conocer el supremo valor del sacrificio y la lealtad.

Lealtad, no es para ellos, una palabra simple a pronunciar, convenientemente, por el contrario, es, la esencia, que le caracteriza. Es una forma de ser. Lealtad a si mismo, a los demás, a la vida, a la causa comprometida, al partido en el que milita.

Los leales, son mujeres y hombres de todas las edades, que en todo lo que hacen, dignifican su esencia.

Me encuentro ante ustedes, colaboradores del partido, líderes, militantes, mexiquenses, ciudadanos, hijos, padres de familia, hedonistas, sufrientes, agradecidos, ingratos, están aquí por distintas razones personales.

Los invito a pensar y decidir, a que categoría perteneces.

Que piensas de ti, como te ves ante un espejo.

¿Donde centras tu atención?

Entiende que como te ves, ves al mundo, ves a los demás.

Si te miras con desprecio, desprecias a los demás. Desprecias al mundo.

Necesitas cambiar tu enfoque.

Y mirar todo lo bueno que tienes y todos lo bueno que eres.

Cambia en enfoque de tu atención.

Actúa en consecuencia.

Siente el poder vital que hay dentro del ti.

Es tu poder, es lo que te mueve a ser tu mismo.

Ese poder es dinámico, no es estático, brota de ti, esta a tu merced.

Tomarlo o dejarlo, es tu elección.

A final de cuentas, tu eres, lo que eres, por lo que piensas, y decides cada día.

No eres, lo que eres, por los malditos envidiosos, que te rodearon alguna vez.

No sufres, lo que vives, por culpa de una maldición, de un embrujo, de un mal designio.

Tampoco vives, lo que vives, por culpa de los insidiosos, o los perversos, que te hicieron, o te quisieron dañar alguna vez.

Piensa que, tu eres la suma de todas tus decisiones

Hace unos días, mire la fotografía de una jovencita solicitando su credencial de militante del Partido Revolucionario Institucional, ese acto para mi representó una bofetada para la indolencia, para la débil convicción, para la duda o vergüenza. Todo lo negativo se disuelve, con dignidad, con resolución, con valor. El ejemplo de Melina León Nieves de 23 años para mi es una inspiración.

¿Como van a afiliar?
Afiliar es sumar, convocar, afirmar militantes, cumplir con tu tarea.
¿como lo vas a hacer sin convicción?
Este es, el punto de convergencia, el punto verdadero de partida.