TOTALITARISMO A LA MEXICANA

AGOSTO 27 DEL 2019

Vivimos una nueva realidad política en México. El gobierno afirma que en el país no ocurrió un cambio de gobierno, pero si de régimen. Ciertamente ahora vivimos bajo un régimen político, con un gobierno y proyecto político distinto del anterior. Régimen, que bien puede tener distintas acepciones para referirlo: izquierda, socialista, antiimperialista, anti-neoliberal, anti conservador, anti-corrupción, totalitario, anti-democrático, o simplemente, pragmático.

En cuanto al totalitarismo, vale decir, que es una tendencia política compleja, porque configura, un movimiento cuyo propósito principal, es oponerse a la idea liberal del sistema republicano y representativo de organización del Estado y Gobierno y de sus principios fundamentales como el de la separación de poderes.

En los regímenes totalitarios, se concentra la totalidad del poder político en un solo hombre, que se constituye en un sistema unipersonal, que se ocupa como ningun otro, de eliminar gradualmente, las libertades individuales, para ensanchar su poder y posibilidades de actuación.

En una sociedad totalitaria, nadie puede ejercer libremente sus libertades, ni siquiera los miembros más poderosos de su partido o movimiento político. Ciertamente, el totalitarismo es relevante, porque es inseparable de los peores momentos de la historia, del período correspondiente al siglo XX, porque el totalitarismo, se ha significado, en la negación de los derechos y libertades humanas funamentales de los ciudadanos, donde el Estado, ejerce todo el poder, sin divisiones ni restricciones legales o institucionales. Debo decir, que ésta es, la mayor preocupación, de una parte muy importante. de mexicanos concientes, de lo que ocurre.

Los regímenes totalitarios, exaltan la figura, de un personaje que tiene un poder ilimitado, que alcanza todos los ámbitos de la sociedad. Aquí, el líder, es poseedor, de una enorme capacidad, para facinar a las masas, para polarizar las opiniones y aprovecharse de ello, para concentrar todo el poder, en su ambito de decisiones.

De él depende todo, de él, surge todo, nada sucede fuera de su control. Los lideres totalitarios, generalmente impulsan, un movimiento de masas, en el que pretenden encuadrar a toda la sociedad, con el propósito de formar, una persona nueva, en una sociedad perfecta, suena utópico, lo es, pero la intención desenfrenada del gobernante, puede generar, escenaios distopicos.

Los regímenes totalitarios, no se ocupan de crear una ciudadanía empoderada y participativa, antes al contrario, haciendo uso intenso, de la propaganda y de distintos mecanismos de control social y represión a su alcance, pretenden someter, uniformar, homologar, alienar, a los integrfantes de las masas.
Los hechos en México hablan por si solos.